ARTICULOS

SIR ROWLAND HILL (1795-1879)
Federico Marull

Rowland Hill nació en 1795 en Kidleminster, Worcestershire, Inglaterra, cuando su padre regentaba un colegio primario en Birmingham. Cuando cumplió doce años, Rowland, además de seguir estudiando, empezó a ayudar a su padre en la enseñanza de los más pequeños. Manifestó durante su adolescencia un gran interés por desarrollar inventos mecánicos y en realizar experiencias científicas en laboratorios. Así fue, como novel inventor, en su primera juventud propuso varias iniciativas, pero la mayor parte de ellas no tuvieron aplicación práctica. Debido a ello, en 1833, volvió a sus tareas como profesor de un nuevo colegio que toda la familia Hill había abierto en Bruce Castle, al norte de Londres seis años antes. Hoy Bruce Castle se ha convertido en museo

Sin embargo Rowland Hill siempre aspiraba a mayores desafíos y, simultáneamente a sus obligaciones como educador, se desempeñó hasta 1835 como secretario de la Comisión para el desarrollo y colonización de Australia del sur. Por esa época comenzó a contactarse con el servicio de correos, a través de Lord Melbourne. El sistema postal no funcionaba en Inglaterra en forma expedita y era demasiado caro. Desde hacía tiempo este requería una reforma sustancial. De allí que en 1837 Hill escribiera un proyecto llamado "Reforma postal, su importancia y viabilidad", el cual fue entregado al influyente Lord Melbourne.

En Gran Bretaña y en toda Europa en esos años enviar correspondencia era muy oneroso. Había que calcular el costo de una carta, en atención al peso de ella y a la distancia que debía recorrer hasta llegar a su destino. Por ello cada carta tenia un costo diferente y debía ser pagado al recibo de esta por el destinatario, quien en muchas ocasiones se negaba a hacerlo.

Hill propuso en su proyecto solucionar este problema, abaratando el envío de correspondencia mediante el pago de una tarifa uniforme, que costaría un penique por carta, hasta una onza de peso.

Este sistema operaría mediante la colocación por parte del remitente, de una estampilla o sello adhesivo en cada carta. Con ella además de eliminar el problema de la negativa de pagar del destinatario, establecía una tarifa uniforme y proporcional a la distancia, mucho más económica y, por ende, más accesible al público. Rowland Hill debió defender su proyecto ante una comisión, haciéndole algunas correcciones y agregados, para finalmente obtener la aprobación de la reina Victoria el día 17 de agosto de 1839. Poco después con el propósito de poner en ejecución esta reforma fundamental del servicio de Correos, Rowland Hill fue designado Consejero del Tesoro.

 

El uso de los sellos postales fue adoptado rápidamente por todos los países del Reino Unido y las colonias de Su Majestad en los cinco continentes, así como por los demás países del orbe. Recordemos que, a mediados del siglo XIX, el Imperio Británico comprendía India, Canadá, Australia, Nueva Zelandia, Sudáfrica, Rhodesia, Nigeria, Sudán, Birmania, además de estratégicas posesiones en Malasia, Oceanía, el Caribe, Indico y Atlántico. Constituyó el imperio más extendido y poderoso del mundo occidental. Por otra parte en Europa los primeros en adoptar el sistema postal inglés fueron los cantones suizos de Ginebra y Zurich en 1843 y ese mismo año el Imperio del Brasil. Dos años después fueron emitidas las primeras estampillas por el cantón de Basilea y el estado de Nueva York. Luego los Estados Unidos y las islas de Mauricio y Trinidad en 1847. En 1848 lo hizo Francia y en 1849 los reinos de Baviera y Bélgica. Por su parte España y Chile emitieron sus primeros sellos en 1850 y 1853 respectivamente. En Argentina en 1856 la provincia de Corrientes fue la primera en emitir sellos, seguida posteriormente por Córdoba y Buenos Aires.

Rowland Hill fue reconocido y honrado en vida por los importantes servicios prestados a la corona, siendo designado en 1856 Secretario General de los Correos Británicos Su Majestad la reina Victoria le concedió la distinción de caballero en 1860. Sir Rowland Hill falleció en Hampstead, a los 84 años en 1879. Sus restos yacen en Londres, en la Abadía de Westminster, junto a Shakespeare, Keats, Newton, Nelson, Lord Cochrane y otros británicos prominentes.

 
volver VOLVER HOME
free counters Flag Counter iniciado el día 4 de febrero 2012
Stamp Collecting Topsite
Chile Última actualización Febrero 19, 2014