ARTICULOS

LA PRENSA FILATELICA CHILENA EN EL SIGLO XIX
por Manuel Mariño R.

 

Las primeras manifestaciones filatélicas en la prensa chilena en el Siglo XIX aparecieron en forma de artículos en diarios y revistas, a los que no fue ajeno el Sr. Enrique Conrado Eberhardt, quien, siendo muy joven, casi un niño, allá por las postrimerías de la década de 1860, se auto-proclamaba como un "coleccionista y negociante en estampillas", en la ciudad de Valparaíso y a quien veremos aparecer con los escritos de su incansable pluma, en todos las revistas y periódicos filatélicos que circularon por Chile en la segunda mitad del Siglo XIX hasta los albores del Siglo XX. Notable fue también el Sr. Eberhardt por su famoso libro Historia de la Filatelia que, con sus 180 páginas y numerosos grabados, llenó un vacío en los conocimientos de muchos aficionados, constituyéndose en un hito en el campo de la literatura filatélica.

A continuación, una descripción de los periódicos de carácter exclusivamente filatélico editados en Chile durante el Siglo XIX.

Guía del coleccionista de sellos de Correos (Enero 1878 Diciembre 1884)

El primer número del “Guía del coleccionista de sellos de Correos” vio la luz pública el 1 de Enero de 1878, como propiedad y bajo la dirección del destacado filatelista don Luis Soleil, quien, en un preámbulo que lleva su firma expresa: "El progresivo desarrollo que viene notándose en Chile, de algunos años a esta parte, de coleccionar sellos de correos, hace indispensable la publicación de un periódico en castellano que se dedique puramente a este objeto".

A comienzos del año 1879, la propiedad y dirección del Guía pasó a manos de Enrique Conrado Eberhardt. Hasta aquí la historia oficial, pero... ¡Oh sorpresa, la historia real era muy diferente!

Durante las largas horas revisando viejos escritos, para investigar sobre la prensa filatélica en el Siglo XIX, nos encontramos con que en el N° 46, de la Revista postal, a la cual nos referiremos más adelante, aparece publicada una carta escrita por el propio Sr. Eberhardt en el año 1898, de la cual se transcriben a continuación algunos párrafos, en la que manifiesta que él fue el propietario y editor del Guía desde un comienzo y que las razones para la intervención del Sr. Luis Soleil fueron las siguientes: "Siendo en este tiempo joven de 25 años, sin recursos pecuniarios y empleado en la oficina de una imprenta, temí perder mi ocupación si aparecía dedicado a la publicación de un periódico de sellos e imprimiéndolo yo mismo, pues ya mi jefe me había hecho antes observaciones de que no miraba bien el mucho afán que yo manifestaba por los sellos, creyendo que yo desatendía el trabajo de la oficina. Consintió entonces mi amigo Luis Soleil, gran coleccionista en aquel tiempo y muerto ya ocho o diez años, en que usara su nombre para la publicación ..... Pero era yo el que hacía ambas cosas en propiedad, esto es, que redactaba todo el material y hacía de cajista para la composición, en unión de mi amigo Fernando M. Hronada, oficio que aprendimos solos en la publicación del Guía, sin que antes nos hubiéramos ocupado jamás de esta clase de trabajos."

"Con mis economías de empleado allegué unos 200 pesos para la adquisición de una prensita, tipos y demás útiles con que imprimir el periódico personalmente, porque calculé que a la larga el pago de este trabajo en una imprenta me iba a costar muchísimo más que aquella suma."

"Desaparecido más tarde el temor que me indujo a ocultar mi nombre en el periódico, le puse el mío y años después apareció con mi propia imprenta, a cuyo arte, con motivo de la publicación del “ GUIA”, había tomado gran cariño.”

La mención que hace el Sr. Eberhardt en su carta a que "... años después apareció con mi propia imprenta", se debe a que, en un comienzo, por las mismas razones por las que ocultó su nombre, también decidió ocultar el hecho de que el periódico se imprimía en Valparaíso y, por este motivo, obtuvo el consentimiento del Sr. F. Jorquera, de la ciudad de La Serena, para que el pie de imprenta del periódico apareciera como Imp. del "PROG" de F. Jorquera, SERENA, lo cual mantuvo hasta el N° 28, Año III, de Abril de 1880, inclusive.

El “Guía” se editaba mensualmente, contaba con 8 páginas y su tamaño era de 255 mm de alto por 180 mm de ancho. Dimensiones que posteriormente variaron a 244 mm de alto por 174 mm de ancho.

Como corresponde a un texto Guía, el primer número comienza con una descripción de lo que es la filatelia, el origen de la palabra y su significado, definiéndola como "la ciencia de coleccionar sellos de correos" y, a continuación, se explaya en la forma en que operaban los correos antes de la aparición de la primera estampilla en el año 1840 y su evolución posterior.

Enseguida viene una relación, profusamente ilustrada, de las últimas emisiones de sellos en América, Europa, Asia y África, para continuar con un detallado artículo sobre las emisiones de los Estados Unidos. En la Sección Miscelánea se incluyen diversos tópicos breves como: la buena calidad de los sellos postales de Rusia; el fraude al correo que realizan personas inescrupulosas que lavan los sellos para quitarles las marcas y usarlos nuevamente; etc.

En la última página hay una sección AVISOS, en la que se inserta una lista con los nombres y direcciones de los agentes que están facultados para recibir suscripciones al “GUIA” en las ciudades de Valparaíso, Santiago, Concepción, Copiapó y La Serena. Además, en el extranjero en las ciudades de Lima, Nueva York y Hamburgo. Finalmente, dos avisos de comerciantes filatélicos, del Sr. T. Abadie, calle del Palacio 16, Lima, Perú, que ofrecía un "est" surtido de sellos de correos, sobres y fajas timbradas, etc. y del Sr. J. R. Alvarez, Cigarrería de la Estrella, calle de San Agustín, La Serena, que anunciaba un "buen surtido de sellos constantemente a la venta".

Los numerosos contactos que el Sr. Eberhart mantenía dentro y fuera del país, le indujeron a dar a conocer, por intermedio del “GUIA”, a las autoridades postales de diversos países. Así fue como publicó los retratos y biografías de, entre otros, los Directores Generales de Correos de: Paraguay, don Silvano Sánchez y de su sucesor, don Manuel Avila; del de la República Dominicana, don Francisco Q. Contreras; del de Cuba y Puerto Rico, don Carlos de Rojas; del de Uruguay, don Remigio Castellanos, y del de la Argentina, don Eduardo Olivera, de quien hace una interesante reseña biográfica, desde su nacimiento en Buenos Aires, el 2 de Junio de 1827, pasando por los estudios que realizó en su país natal, así como estudios en Francia y Alemania, siendo nombrado Director General de Correos de Argentina en el año 1874 y, más adelante, en Abril de 1876, Director General de Correos y Telégrafos, al fusionarse ambos servicios.

La amplia difusión que tuvo el “GUIA” se refleja en el hecho de que, al poco tiempo de comenzar su publicación, se constituyó en el órgano oficial de la Sociedad Filatélica Sud Americana de Lima, Perú, motivo por el cual, además de otras noticias, se publicaban en el “GUIA” las actas de las reuniones de su Junta Directiva.

Posteriormente, en Septiembre de 1879, el “GUIA” quedó constituida, también, como el órgano oficial de la Sociedad Filatélica Uruguaya, por lo que la actividad de dicha Sociedad en esa época se puede conocer gracias a la publicación de las actas de su Junta Directiva.

Con esfuerzo y perseverancia, como lo relata en su carta de 1898, a la que nos hemos referido antes, Enrique Eberhardt había logrado ahorrar algún dinero, lo que le permitió adquirir una imprenta de segunda mano, con la que continuó editando su querido “GUIA”, pero el destino le tenía reservada una mala pasada. El 15 de Marzo de 1883, un incendio destruyó sus modestas instalaciones, dejándolo prácticamente sin recursos. Sin embargo, a fuerza de tesón, coraje y con lo poco que pudo salvar del siniestro continuó con su publicación hasta el N° 84, Año VII, de Diciembre de 1884.

 
volver VOLVER HOME
free counters Flag Counter iniciado el día 4 de febrero 2012
Stamp Collecting Topsite
Chile Última actualización Julio 30, 2014