ARTICULOS

ESPECIAS Y JOYAS DE LA NATURALEZA
(GEWÜRZE - KOSTBARKEITEN DER NATUR) Traducido por H. Engelbreit,” Philatelie und postgeschiche” 1993.

 

La historia y uso de las especias es fascinante y muy variado. Es un asunto que invita a la temática. Lo antiguo y lo contemporáneo sobre este tema se refleja de múltiples maneras y universalmente en la filatelia.

Introducción: Hace cien años las especias eran artículos muy solicitados en las farmacias, como asimismo en las cocinas, en estas últimas para la preparación de las comidas.

Actualmente se aprecia un aumento en el consumo mundial de las especias, el que ha sido impulsado por la medicina, lo que es comprensible desde el punto de vista fisiológico y alimenticio. Es sabido que las especias son fundamentales en el metabolismo. Mejoran el sabor de los alimentos, estimulan la formación de jugos digestivos y estimulan tanto la digestión como la asimilación de los alimentos. Además de los sabores, las hierbas frescas agregan vitaminas y minerales a estos. Los elementos de las especias tienen un efecto positivo sobre el organismo humano. Así, por ejemplo, el hinojo y el comino evitan la meteorización, el ajo actúa como purificante sanguíneo, el cilantro estimula la secreción biliar y por su parte el romero, el orégano y la hierba de San Juan facilitan la digestión de los alimentos grasos.

Historia: En la Antigüedad ya se usaban plantas como medicamentos y las ventajas de sus efectos se transmitían de generación en generación. Recién con el desarrollo de las ciencias naturales, el conocimiento de las plantas como el de las especias, recibió un fundamento científico, el cual fue necesario consolidar. Las noticias más antiguas sobre plantas medicinales ya datan desde el tercer milenio antes de Cristo. Es así como fueron descrita en detalle por un médico sumerio en escritura cuneiforme grabada en ladrillos. Entre las especias entonces mencionadas en ella, aparecería el ajo, el cilantro y el comino.

El famoso soberano de Babilonia, el rey Hammurabi dedicó, en su célebre Código, extensos artículos a la medicina práctica. Una parte de este Codex, grabado en una columna de roca negra (Museo del Louvre) detalla el cultivo y el uso de las plantas medicinales para enfrentar enfermedades.

Por su parte en el antiguo Egipto, los conocimientos de las plantas y especias medicinales aparecen en el denominado "Papyrus Ebers", descubierto en 1873 por el egiptólogo alemán Georg Moritz Ebers (1837-1889). Se estima que el papiro de Ebers data del año 1550 antes de Cristo, el cual, a su vez, es copia de otros anteriores sobre esta materia. En éste se mencionan especias como el hinojo, el ajo, el azafrán, el anís, el enebro y la canela.

Milenios más tarde, los aportes de la cultura egipcia se transmitieron a Occidente a través de los griegos, debiendo mencionar especialmente al médico jonio Hipócrates (440-370 a. C.), considerado el padre de la medicina curativa y experimental.

Junto a sus discípulos, Hipócrates estudió y aplicó las plantas herbáceas a la medicina. En su época ya se conocían el cardamomo y la pimienta, que llegaban desde la India. También debe mencionarse a Teofrasto, médico y botánico de la isla de Lesbos (372-287 a. C.) considerado el padre de la Botánica, quien en su tratado "Historia de las plantas", describió e identificó al alrededor de 500 plantas, incluyendo tanto las especias comestibles como las medicinales.

Otro médico griego, P. Dioskurides (140-90 a. C.) estudió más de 600 plantas, refiriéndose asimismo a varias drogas que provenían de Asia y Africa. Posteriormente durante el Imperio romano, el médico de cabecera del emperador Marco Aurelio, el célebre Claudio Galeno (129-201 de la era cristiana) llevó a cabo un completo estudio de las plantas medicinales, considerando que éstas, al igual que los condimentos, tenían un mayor efecto y mejor aplicación en su estado natural que disecadas.

Siglos después, en la alta Edad Media, el filósofo y médico persa, Ibn Sina, llamado Avicena (980-1037 d.C.) quizá el más importante científico del mundo islámico, destacó las cualidades de las plantas y condimentos tropicales en su obra "Canon de la Medicina".

Otro célebre investigador e infatigable viajero musulmán, Ibn Batuta, conoció detalladamente los condimentos y especias del norte africano y de la India, entre ellas la nuez moscada.

En Europa, por su parte, encontramos testimonios más antiguos y valiosos sobre plantas medicinales en las leyes y disposiciones establecidas por Carlomagno ("Capitulari Caroli Magni de vollis vel curtis imperiabilus"). En ella se instaba y ordenaba a los arrendatarios de tierras imperiales cultivar plantas medicinales, condimentos y determinadas hortalizas, tales como el berro, el apio, el laurel, el comino negro, el ajo, el perejil, las cebollas y la mostaza.

Comercialización de las especias y condimentos: Los condimentos se consideran entre los artículos comerciales más antiguos del mundo, siendo transportados por medio de caravanas o a través de los mares, lo que todavía se utiliza. Durante varios siglos los fenicios y los árabes, sucesivamente, dominaron el comercio mundial de los condimentos.

Ellos fueron los que introdujeron por primera vez la nuez moscada y el clavo de olor a Grecia y Roma. Al expandirse el imperio romano hacia el norte, a través de los Alpes, también llegaron los condimentos de Germanía, las Galias y las islas británicas.

Así llegamos a fines del siglo XV, cuando la creciente necesidad de los europeos de obtener condimentos llevó al navegante genovés Cristóbal Colón(Cristóforo Colombo, 1451-1506) a buscar una ruta hacia las Indias, la cuna de las especias, yendo al levante por el poniente (al oriente por el occidente). Luego de dos meses de navegación Colón creyó haber arribado a algunas islas del Asia (Cipango o Japón). Sin embargo sólo había llegado al mar Caribe, descubriendo así para Europa el continente americano. Obviamente no hallaron los españoles entonces las tan apreciadas y encarecidas especias

 

Algunas de éstas, originarias del Nuevo Mundo, tales como la pimienta y la vainilla, solamente vinieron a adquirir importancia mucho después.

Pero quienes realmente encontraron las especias orientales prosperaron y controlaron el comercio de éstas por mucho tiempo, fueron los portugueses luego de la llegada de Vasco de Gama a la verdadera India en 1498. Los portugueses serian posteriormente desplazados por, los holandeses y a su vez éstos por la supremacía colonial inglesa.

Junto con la expansión de las plantaciones de especias, que los europeos establecieron en sus posesiones coloniales, se formó una industria transformadora y elaboradora de aquellas, la cual se complementó e integró a la comercialización de estos productos. La documentación de los despachos así lo prueba, con los franqueos y matasellos alusivos.

 
volver VOLVER HOME
free counters Flag Counter iniciado el día 4 de febrero 2012
Stamp Collecting Topsite
Chile Última actualización Julio 30, 2014